En estos días de crisis sanitaria global, los equipos de protección individual (EPI) son fundamentales para frenar la propagación del coronavirus. Ante esta situación, numerosas empresas de diferentes sectores están colaborando en la donación o fabricación de estos elementos de protección.

Un ejemplo de ello es la empresa gerundense especializada en alpargatas Toni Pons, la cual, en colaboración con dos de sus proveedores, ha hecho llegar a Cáritas Girona el material necesario para la elaboración de unas 1.000 mascarillas. El fabricante de tejidos Comertex ha proporcionado 100 metros de tejido quirúrgico y Fornituras Clement, 600 metros de elástico. Por su parte, Toni Pons, que trabaja de forma habitual con estos dos proveedores de materiales para la fabricación de sus alpargatas, ha proporcionado estos materiales a Ecosol para elaborar las mascarillas. Ecosol es el taller de integración social de Cáritas, que fabrica los bolsos para las colecciones Toni Pons. En esta ocasión, dado que su producción habitual también se ha visto parada por la crisis sanitaria, han reinventado sus procesos para fabricar elementos de protección individual.

Estas mascarillas (unas 1.000 unidades) se repartirán entre el personal y los voluntarios de Cáritas, que durante estos días ven incrementada su labor de atención a las personas. Por otra parte, también se donarán mascarillas a los colectivos más vulnerables, a quienes se les hace muy difícil poder seguir las recomendaciones para el confinamiento, debido a la precariedad de su situación y la de sus viviendas.

FUENTE: REVISTA DEL CALZADO

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*